Sustratos Lingüísticos

Sustratos Lingüísticos

Se denomina sustrato lingüísticos a ciertas características o peculiaridades fonéticas, sintácticas o léxicas que deja una lengua a otra que la sustituye. De los sustratos prelatinos podemos destacar los siguientes:

Del Íbero 
De todas las lenguas prerrománicas es la que mayor influencia ejerció en las transformaciones fonéticas de latín a español. Entre los rasgos más notables tenemos:
El topónimo de la península: Iberia.
El prefijo aram (valle) en topónimos como Aranjuez, Arango, etc.

ⓑ De los celtas
Quedan nombres relacionados sobre todo con lo cotidiano como: páramo, lanza, conejo o topónimos como Segovia.

ⓒ De los griegos, fenicios, cartagineses:
Han dejado escasa huella, pero subsiste, sobre todo, en la toponimia:
 De los griegos: Rosas (de Rhodes) y Ampurias (de Emporion)
 De los fenicios: Cádiz (de Gadir) y Málaga (de Málaka)
 De los cartagineses: Ibiza (de Ebussus) y Cartagena (de Quart Hadash llamada Cartagonova por los romanos)

ⓓ Del euskera
Merece mención aparte el vascuence o euskera que se habla desde la época de los íberos y cuyo origen se desconoce. Esta lengua ha aportado el sonido (r) de urraca, barraca, etc.

 Del Latín
Llega desde el siglo III a.C. durante las Guerras Púnicas, luego, cuando la Península se convierte en provincia romana, se manifiestan las dos formas del latín; esta diversidad originará luego el fenómeno del dimorfismo léxico.

LATÍN
VOZ POPULAR
VOZ CULTA
Lucrare
lograr
lucrar
Vigilare
velar
vigilar
Concilium
consejo
concilio
Frigidus
frío
frígido

Información Complementaria: Origen del Español.

 De los pueblos Bárbaros
A la península llegan suevos, alanos y vándalos en un primer momento y luego, visigodos. La influencia de de estos pueblos se aprecia en los antropónimos (Raymundo, Rodolfo, Alberto, etc), topónimos (Mondariz, Castrogeriz, Gondomar, etc.) y en un rico léxico: aspa, brotar, escarnecer, escatimar, espía, espuela, estaca, galardón, gana, ganso, batalla, yelmo, etc.

 De los invasores Árabes
Los largos siglos de dominación árabe dejaron una profunda huella cultural que, en el caso de la lengua, alcanzó un punto culminante, durante los siglos XII y XIII con la Escuela de Traductores fundada por el obispo don Raimundo de Sauvetat y por el gran impulso que le dio a la traducción de textos árabes el rey Alfonso X el Sabio. Entre las palabras tomadas de los árabes tenemos: alquimia, azúcar, algoritmo, alambique, álgebra, elixir, cenit, cero, aduana, guarismo, alarde, azafrán, baldío, zalema y topónimos como Alcalá, Guadalquivir, Guadalupe, entre otros.

Latest
Anterior
Next Post »

Más Información en Carpeta Pedagógica EmoticonEmoticon